CUIDADOS NECESARIOS PARA TENER UN BULLDOG SALUDABLE - BULLDOG INGLES | CRIADERO DE BULLDOG INGLES

Siguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Siguenos en YouTube

BULLDOG EXTURION

AFIJO: 18.923
Vaya al Contenido

Menu Principal:

CUIDADOS NECESARIOS PARA TENER UN BULLDOG SALUDABLE

IMPORTANTE
Higiene, belleza y salud.
El dueño de un Bulldog Inglés, al igual que cualquier otra raza, tiene la responsabilidad de dispensarle los cuidados necesarios para su correcto desarrollo y bienestar. Estos cuidados son los siguientes:
Alimentarle con un pienso equilibrado y de calidad.
Suministrarle un alojamiento confortable para sus horas de descanso.
Aplicarle desde cachorro una educación básica para que pueda ser un ser cívico totalmente integrado en la sociedad humana en la que hemos decidido que viva.
Mantenerle en forma a través del juego y ejercicio diario. Esto además le permitirá canalizar sus instintos naturales y repercutirá en su bienestar psicológico.
Llevarle periódicamente al veterinario para controlar su salud. Además él es el profesional que establecerá un programa de vacunaciones y desparasitaciones.
Mantenerle sano a través de la higiene. Higiene, belleza y salud son tres factores que siempre van unidos.
  En este artículo nos centraremos en los cuidados de este último punto: La higiene, que es fuente de belleza y salud de nuestro Bulldog Inglés.
1. Cuidados del Bulldog Inglés: el cepillado.
El pelaje del Bulldog Inglés crece, muere y se renueva continuamente. Lo hace con mas intensidad en las épocas de muda, que coinciden con la primavera y el otoño. El Bulldog Inglés tiene el pelo corto y su cuidado es muy sencillo. Con dos cepillados a la semana le bastan para eliminar los pelos muertos y estimular el crecimiento de los nuevos. Con el cepillado también estimularemos la producción de los aceites naturales que son los que añaden brillo y un aspecto sano al pelaje del Bulldog Inglés. Utilizaremos un cepillo o una manopla de goma. Primero le cepillaremos a contrapelo empezando por la parte trasera y avanzando hacia la cabeza, sin olvidar las zonas de las costillas, muslos y pecho. A continuación, para acabar, le pasaremos el cepillo o manopla a favor del pelo. Cinco minutos de cepillado por sesión son suficientes. No es necesario apretar mucho para conseguir un cepillado efectivo. La mayoría de bulldogs acaban asociando estas sesiones como un masaje que les resulta de lo más reconfortante.
2. Cuidados del Bulldog Inglés: el baño.
Los expertos en dermatología recomiendan que los perros de pelo corto se bañen dos veces al año para mantener una piel sana y un pelaje brillante pero una cosa es lo que digas los espertos y otra muy distinta como lo haremos nostros. Podemos confiar el baño a una peluquería canina o hacerlo nosotros mismos en casa. Mi recomendacio es lo mismo que yo hago con los mios al menos una vez al mes tendremos que bañarlo eso si recomendamos acostumbrarlos nosotros mismos desde cachorros al baño en casa. A nuestro Bulldog Inglés le será mas agradable que lo bañemos nosotros que un desconocido. Antes de mojarle le cepillaremos para eliminar los pelos muertos y permitir que el agua penetre mejor. Pondremos una alfombra antideslizante en el fondo de la bañera para que se sienta firme y seguro. Utilizaremos la ducha de mano para mojar el cuerpo del Bulldog Inglés con agua caliente. A los perros les molesta mucho que les mojen la cabeza. Así que dejaremos el lavado de la cabeza para el final. Aplicaremos un champú especial para perros y frotaremos hasta formar espuma por todo el cuerpo de nuestro Bulldog Inglés. No hay que olvidar la cola, así como la zona anal y genital. A continuación procederemos a lavarle la cabeza. Se la mojaremos un poco y se la enjabonaremos con mucho cuidado para que no le entre agua ni champú en los ojos, nariz y oídos. Para terminar le aclararemos totalmente con agua caliente y le secaremos muy bien. Para ello necesitaremos al menos dos toallas. Después alojaremos a nuestro Bulldog Inglés cerca de un radiador para que se acabe de secar y esté bien calentito.
3. Cuidados del Bulldog Inglés: las orejas.
La frecuencia de su limpieza depende de cada Bulldog Inglés. Establecer la rutina de hacerlo una vez ala semana debería ser suficiente para prevenir posibles otitis. Sin embargo si vemos cera acumulada en su interior y desprenden un olor desagradable deberemos proceder a limpiarlas. Necesitaremos una loción para la limpieza de oídos de perros y gasas. Basta con introducir el aplicador en el conducto auditivo, inyectar un chorro del producto y una vez retirado el aplicador frotar por fuera la base de la oreja durante 30 segundos. A continuación sacaremos con una gasa el exceso de producto así como los restos de cera de la parte accesible de la oreja. El resto de producto que quede en el interior del conducto auditivo disolverá la cera y lo mantendrá sano y aireado.
4. Cuidados del Bulldog Inglés: los ojos.
También es necesario el cuidado de los ojos de nuestro Bulldog Inglés. Los ojos no deben estar llorosos o con legañas. Una producción excesiva de lágrimas y legañas puede ser síntoma de una patología. En este caso consultaremos al veterinario el tema. Si nuestro veterinario no detecta ningún desorden entenderemos como algo natural este lagrimeo. Los bulldogs son propensos a producir mucha lágrima. Los ojos se limpian según las necesidades de cada bulldog. Utilizaremos una gasa empapada en suero fisiológico para retirar con mucho cuidado las legañas de los bordes exteriores de los párpados. También limpiaremos el lagrimal externo, que es la zona exterior por donde se desliza el exceso de lágrima. A continuación secaremos con una gasa los bordes externos de los párpados y el lagrimal. Para acabar, si el lagrimal está irritado, aplicaremos una crema balsámica protectora de la piel.
5. Cuidados del Bulldog Inglés: las arrugas.
El cuidado de la arruga de encima de la trufa es el más laborioso. Algunos bulldogs por naturaleza tienen este pliegue siempre limpio y seco. En tal caso no aplicaremos ningún producto en la arruga, porqué lo único que conseguiríamos es desequilibrar el ph de la piel que de forma natural mantiene la zona libre de bacterias y hongos.
Sin embargo la gran mayoría de bulldogs sí requieren un cuidado de esta arruga. La falta de ventilación y la humedad acumulada hacen que ahí debajo proliferen hongos y bacterias que provocan infección y irritación. El procedimiento para evitarlo parece simple. Consiste básicamente en mantener la zona limpia y seca, pero no siempre es fácil. Para limpiar y desinfectar usaremos una gasa empapada de desinfectante. Tenemos dos opciones para escoger e incluso alternar periódicamente:
Clorhexidina diluida en agua al 10%.
Tintura de iodo mezclado con agua oxigenada a partes iguales.
Evitaremos que entre producto por los orificios nasales de nuestro Bulldog Inglés. Dejaremos actuar el desinfectante 10 minutos y a continuación secaremos completamente la arruga con una gasa.
Repetiremos la operación solo cuando volvamos a ver la zona húmeda o irritada. Si esto pasa al cabo de uno o dos días significa que necesitaremos aplicar un cuidado adicional: después de limpiar, desinfectar y secar; aplicaremos en la zona una crema balsámica para el cuidado de la piel. El día siguiente sacaremos con una gasa el exceso de crema de forma que la zona quede totalmente seca. Aún así veremos que la cara interna de la arruga queda blanquecina por los restos de crema que quedan en los poros de la piel y que seguirán actuando unos días más. Que la piel interna de la arruga esté seca es tan importante como la acción terapéutica de los productos.
Solamente repetiremos el procedimiento cuando volvamos a ver la zona húmeda o irritada. Lo ideal sería que esto no pasase hasta al cabo de unos días. Si con estos cuidados no conseguimos mantener la zona saneada hay que acudir a un veterinario para que instaure un tratamiento de cura y prevención para nuestro Bulldog Inglés.
6. Cuidados del Bulldog Inglés: la nariz.
El Bulldog Inglés, por la constitución morfológica de su hocico, no llega a lamerse la parte mas alta de la trufa. Si está reseca y agrietada le aplicaremos una pequeña cantidad de vaselina. Una aplicación al día será suficiente para que en menos de una semana la trufa de nuestro bulldog recobre su aspecto negro, brillante y hidratado. Con esta técnica también reblandeceremos los restos de suciedad que se hayan podido acumular en la trufa y nos será muy fácil eliminarlos.
7. Cuidados del Bulldog Ingles: los dientes.
Este es el aspecto que mas descuida la gente. Sin embargo es muy necesario limpiar la dentadura de nuestro Bulldog Inglés. No hay que esperar a que le huela mal el aliento o a que se le forme un cúmulo de sarro para intervenir. El sarro puede ocasionar una inflamación de la encía muy dolorosa que incluso puede provocar falta de apetito. Es conveniente limpiarlos como mínimo una vez por semana. Hay que empezar ya desde cachorro para que se acostumbre. Al principio podemos utilizar nuestro propio dedo como cepillo. Para nuestro Bulldog Inglés no le resultará tan desagradable como un cepillo convencional. Para ello enrollaremos una gasa en nuestro dedo y la impregnaremos con una pequeña cantidad de pasta de dientes especial para perros. El sabor les resulta agradable y pronto disfrutan a lo grande con estas sesiones. La mayoría de estas pastas dentífricas están formuladas para que no sea necesario enjaguar la boca de nuestro Bulldog Inglés. Cuando se haya acostumbrado a que le frotemos la dentadura con nuestro dedo pasaremos a utilizar un cepillo especial para perros, que nos ayudará a conseguir una limpieza mas efectiva.
En el mercado también encontraremos una amplia gama de juguetes para morder, que además de recreativos están diseñados para limpiar la placa bacteriana dental.
Alimentarle con pienso seco también favorece la higiene dental. Las croquetas de pienso, al masticarlas, ejercen una acción de limpieza sobre los dientes. Por esto, y por su formulación nutricional, es importante escoger un pienso adecuado a la edad de nuestro bulldog.
8. Cuidados del Bulldog Inglés: las uñas.
Es importante que las uñas no sean demasiado largas; no solo desde un punto de vista estético, sino que unas uñas largas harán que nuestro Bulldog Inglés tienda a abrir los dedos, doblar los pies y pisar mal.
Para cortar las uñas compraremos un cortauñas de máxima calidad para perros. Antes de empezar a cortar identificaremos el tejido vivo que pasa por el interior de cada uña. Si cortamos accidentalmente este tejido, además de sangrar, al bulldog le dolerá, porqué contiene terminaciones nerviosas. Si las uñas son de color negro y no podemos ver la parte viva solo cortaremos un poco la punta. Esta rutina debe empezarla ya el criador a las cuatro semanas de vida del cachorro de Bulldog Inglés. De esta forma se evita que se desarrolle este tejido con terminaciones nerviosas y sanguíneas.
Los bulldogs que hacen mucho ejercicio sobre superficies de asfalto y hormigón desgastan de forma natural las uñas. Aunque es preferible que pisen una superficie de tierra, porqué el asfalto y el hormigón resecan y agrietan las almohadillas de los pies.
9. Cuidados del Bulldog Inglés: quistes interdigitales.
Los bulldogs son susceptibles de padecer quistes interdigitales. Como su nombre indica se forman entre los dedos de los pies y son dolorosos. A parte de los efectos cutáneos, son una fuente de infección sobre el organismo por la ingestión de bacterias a través del lamido. Los bulldogs con quistes se los lamen continuamente para calmar el dolor. Las causas pueden ser varias. Solo un veterinario puede determinar su origen.
En primera instancia podemos tratar de curarlos nosotros mismos en casa. Con la ayuda de una gasa aplicaremos tintura de yodo en los quistes varias veces al día. También en los pliegues digitales afectados de la planta de los pies. En unos veinte días los quistes deberían mejorar. Si no es así hay que consultar al veterinario.
10. Cuidados del Bulldog Ingles: cola, zona anal y genital.
La mayoría de perros se hacen ellos mismos la higiene "íntima" mediante el lamido. El Bulldog Inglés es tan compacto que no puede doblarse lo suficiente para lamerse la parte trasera. Así pues, si acumula suciedad, procederemos a lavarles la zona de debajo del rabo, así como el contorno anal. A las hembras en especial también puede ser necesario limpiarles la zona genital. Usaremos agua caliente y champú para perros. Procuraremos que el jabón no entre en contacto con la mucosa genital. Esto le escocería mucho. Hay que procurar que las operaciones de aseo no sean desagradables para nuestro Bulldog Inglés. A continuación le secaremos completamente.
Después de leer este artículo puede usted pensar que estas sesiones de cuidados serán fastidiosas para su Bulldog Inglés. Que no sea así depende de usted. Es de su responsabilidad acostumbrar a su bulldog a las rutinas de higiene aquí descritas desde una edad muy temprana. Procure que estas operaciones sean agradables para que las asocie con estímulos positivos. Para ello prémiele continuamente, háblele con cariño, acaríciele y trátele con delicadeza. De esta forma conseguirá convertir las sesiones de cuidados en un momento del día agradable y de intercambio afectivo.
Articulo realizado por:
Josep Sala
L'Encís Bulldogs

VIDEOS EXPLICATIVOS !!!
Creacion web Bulldog Exturion Desing
Regreso al contenido | Regreso al menu principal